El monstruo

Todo el mundo tiene miedos. Algunos más que otros, la mayoría a la muerte, de esos me rió yo. Tener miedo a la muerte es igual que tener miedo a la vida, es decir una imbecilidad que no lleva a ninguna parte. Otros tantos tienen miedo a la oscuridad, esto quizás se deba a que las personas actuales solo perciben con la vista. Los otros cuatro sentidos es como si no estuvieran, a pesar de que la vista sea el más impreciso de todos. Aunque yo parto de la base de que el miedo es un sentimiento inútil e innecesario, solo puedo decir que yo también lo tengo como cualquier humano.

 Mi miedo es a un monstruo, que vive en los hogares y se alimenta de la electricidad. Dicho monstruo es muy injusto e imparcial, hace más ricos a los ricos y más pobres a los que no tienen nada. El monstruo se puede percibir por el sonido y lo que es más importante, por la vista, es visible a todos ustedes. Se extiende por el noventa por ciento de las casas del mundo. Ha llegado a todos los lados del planeta y se transmite por las ondas del aire. Acuchilla mi decencia  arremetiéndola con personas que insultan a la dignidad humana. El monstruo por sí no es nada, pero detrás tiene jaques y magnates que lo manipulan, te hacen ver lo que ellos quieren que veas, con el fin último de ganar más dinero. Cuando entra en tu casa es casi imposible quitarlo, tu familia lo llama entretenimiento, se ríen, divierten, pierden tiempo de disfrutar de los hijos y en cambio se lo dedican todo a él. El monstruo lejos de entretenerme, me aburre, con constantes insultos, contándome la vida de gente a la que consideran famosa solo por su aspecto, me hace resistente a la violencia ya que las veinticuatro horas me contamina con ese tipo de información. Me ahogo solo de pensar que mis seres queridos y mi sociedad están sometidos al yugo del monstruo que les hunde y asfixia provocándoles la muerte intelectual. Veo a sus víctimas pasear por las calles de Sol y Preciados, con el trastero más lleno y la cartera más vacía. Yo muchas veces me siento delante del monstruo y me quedo horrorizado y asqueado, me refugio marginalmente en los libros, navegando en sus páginas me siento a gusto, ninguno menciona al monstruo, en los libros no existe. La propia cultura lo desecha. Muchas veces e intentando deshacerme del monstruo y todas han sido en vano. Nunca podre deshacerme del monstruo, porque este monstruo se llama televisión.

Anuncios

Un pensamiento en “El monstruo

  1. -JAJAJA, no me lo voy a tomar a mal, es tu opinión 🙂 Yo en mi artículo he reflejado la mía, la tulla es totalmente válida. Quizás no me haya explicado correctamente, el “reírme de la gente que teme a la muerte”, es un recurso que tome para quitarle plomo al propio asunto para expresar que la muerte es algo tan normal que hasta parece ridículo tenerle miedo.

    -Tampoco me rió ni me mofo de la gente que tiene miedo, es más cuento los míos.

    -La verdad es que creo que te has centrado en la primera parte que es introductoria, vana y superficial, y te has dejado las más importante… MI MONSTRUO xD!!!
    Un Saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s