Muerte y verano

Una noche de luna llena
la muerte encontró mi vereda
y caminando y caminando
mi casa fue buscando

Cuando en mi puerta apareció
al instante ella me vio
y se acercó a mi lado
dispuesta a beber mi alma a tragos

Cual fue su sorpresa
al ver que yo su presa
el alma tenía robada
y mi cuerpo no valía para nada

Su cara macraba me miraba
y con tal furia preguntaba
¿Qué hiciste joven mortal
para librarte de mi mal?

Yo no contesté al instante
y sonreí desafiante
me miré al espejo
y en él no halle mi reflejo

Comprendí que estaba muerto
pero todavía no por dentro
me dolía que me hubiera dejado
llevándose mi alma a su lado

Entonces comprendió la muerte
que mi cuerpo era inerte
y que una bella doncella
mi alma se llevo con ella

La muerte se compadeció de mi,
es peor lo que te pasa que morir
y me dijo en un frió helado
que ya no viviría más veranos.

Anotaciones relacionadas:

Anuncios

Un pensamiento en “Muerte y verano

  1. Me encantó el poema, sinceramente… El tema de la muerte me apasiona, aunque suene raro…en estos momentos y hace tiempo escribo una novela que la tiene casi como protagonista y realmente es atrapante cuanto se puede “imaginar” sobre ella…
    saludos y felicitaciones por el blog!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s