Soplapollos y soplapollas

“Soy el hombre más cortés. Me precio de no haber sido grosero nunca, en esta tierra donde hay tantos insoportables bellacos que vienen a sentarse junto a uno, a contarle sus cuitas e incluso a declamarle sus versos” Enrique Heine-Cuadros de viaje

Enrique Heine

Cuando yo escribí esta cita del escritor Heine creí que quedaba explicado de sobra a lo que me refería. Pero ya veo que no, y vengo dispuesto a aclarárselo de forma cívica, clara y escrita, que parece que a algunos se les olvida esta forma tan noble de expresión. Verán ustedes, cuando uno tiene éxito bueno esta palabra es relativa. Cuando uno pone amor en lo que le gusta y procura hacerlo bien pues el resultado final normalmente es bueno, está bien hecho porque le has puesto empeño y dedicación. Es algo lógico y aceptable. En esta vida nada es gratis y cuando pones tanta energía y tiempo en conseguir lo que quieres, parte de ti se queda con ese algo es inevitable. Es el caso mío y de mi blog. Yo lo siempre quise tener uno, que tuviera buena aceptación que fuera leído y demás rollos, sin llegar a grandes famas y delirios de grandeza. Siempre pensé que estar en anonimato en un blog era un error ya que me gusta dar la cara ir, por la vida asumiendo mis errores y no evadiéndolos en el anonimato.

Quién me iba a decir hace un año, un poco más cuando me embarque en este ambicioso proyecto, que me arrepentiría tanto de esa decisión. No es por la gente que me lee desde la distancia, que no me ve y que es una forma de saber de mí. Para esas personas esta echo el blog, para recopilar la parte de mi vida que quiero que no caiga en el olvido. Quiero a todas esas personas que curiosamente son las únicas que comentan. El problema llega cuando gente de tu entorno lo lee. En principio no sería ningún problema, sería como que te leyera cualquier persona normal. Pero no, ha estos los llamo soplapollos y soplapollas, en los dos géneros. Si os lo digo con todas las letras. Y es que hay que explicarles todo a los condenados. Por ejemplo que para temas relacionados con el blog, o preguntas se deja un comentario dentro y no fuera en la calle y de palabra. Que lo siento mucho, pero no es el lugar ni el momento. Y encima los soplapollos de los cojones tienen la indecencia de echarte en cara cosas que en teoría te tendría que dar vergüenza y sabes que ellos lo hacen. Pero como se guardan los hipócritas de mostrarlas en público, y así les va que con tanta tele-basura y tanta mierda no saben ni quién son. Y la verdad es que no sobran las imitaciones, baratas y chantajistas. Oiga usted, me parece la mar de bien que tengas un blog, yo no tengo la patente ni nada, eres libre. Además es un honor que lo hagas a raíz del mío o a raíz de algún otro es algo que me induce a pensar que entonces mi trabajo está bien hecho y el trabajo de la comunidad blogger también. Pero aunque el hecho me guste, no significa que tengas la osadía de coger mi código fuente y copiarlo como un mísero. En resumen que si algún caso de estos se repite tened la bondad de no cabrearse cuando os mande a tomar por el culo por soplapollos, y de paso deciros que a todo cerdo le llega su San Martín.

Anuncios

3 pensamientos en “Soplapollos y soplapollas

  1. “Soy el hombre más cortés. Me precio de no haber sido grosero nunca, en esta tierra donde hay tantos insoportables bellacos que vienen a sentarse junto a uno, a contarle sus cuitas e incluso a declamarle sus versos” Enrique Heine-Cuadros de viaje”

    Tampoco como juzgar a una aptitud global por una prosa que se solto en un suspiro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s