Inusual Melodía

Sentí tu etéreo fuego en el rojo de tus labios
Desobedecí la castidad que devotan viejos sabios
Salí al alba para contemplar contigo amaneceres
Y como el sol, solo perecí hasta ver lo que ya eres.

Eres una bella mariposa que atrás dejo su crisálida.
Impulsada por un céfiro desasosegado de alma pálida
El más dulce bocado de la divina e inmortal ambrosía
La inspiración no casual de esta inusual melodía.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .