Mi Vida

El despertador hace que me dé un vuelco el corazón y me siento el ser más desdichado de la tierra. Son las siete. Dando tumbos por el pasillo todavía debilitado por la acometida de la maldita máquina temporal con su infernal sonido, me dirijo a la ducha. Abro el grifo. ¡Joder! Blasfemó con los dientes apretados, el chorro de agua fría no da tregua y tengo que hacer un rápido giro de muñeca, antes que los nervios de mi dermis salten de mi piel. Sale agua caliente y abrasadora, vuelvo a blasfemar. ¡Cerrad el grifo! Chillo a mi familia, que en el acto se da cuenta de que han abierto el grifo en el momento equivocado. Salgo de la ducha y me miro al espejo, ¡rediós! Estoy hecho un asco. Bienvenido a la realidad. Salgo cabreado de la ducha. Me visto, pongo jazz. Por fin el saxo de Charlie Parker me alegra el día. Son las siete y media. El autobús no viene. Voy a llegar tarde. Joder. Al final llegó por los pelos. Veo a la misma gente de siempre. El edificio tiene barras altas. Parece una cárcel. La atravieso. Doy muchas cosas variadas, pero carecen de calidad, son absurdas y banales. Me paso dentro de la cárcel entre ocho y nueve jodidas horas. Rediós, después de la libertad, prisas para coger otra vez el autobús. Otra vez llega tarde. A tomar por el culo el transporte público. Me voy andando, todavía que puedo. Consecuencia he llegado aún más tarde. Sabes que, me la suda. La comida esta en el plato. Como, de tanta hambre que tengo, como deprisa. Me sienta como un tiro. Si la vida te va mal toma café con aspirina, también sirve para las borracheras. Sigo mi propio ejemplo. Cojo la mochila. Voy a estudiar. Abro los putos libros. Me importa un cojón. Pero algo tengo que hacer, estudio. Estoy contento de aprovechar el tiempo basura. Vuelvo a mi casa, son entre las siete y las ocho de la tarde. Exactamente cuando me levanté. Vuelvo a Blasfemar. Mi mochila pesa demasiado y me deja los hombros destrozados. Me tomo la cena. Toca pescado, vuelvo a blasfemar. Toda mi familia está viendo la puta televisión, en este momento me cisco en la madre de los que inventaron esa máquina. Voy al baño. Hecho una larga meada. Tiro de la cadena. Comparo mi vida con mis desechos. Es exactamente lo que estoy haciendo, tirar mi vida por el retrete. Vuelvo a blasfemar.

Anuncios

8 pensamientos en “Mi Vida

  1. Muy bueno, Raúl. No suelo comentar mucho, es verdad. Pero siempre leo tus textos. Este, como muchos otros, también me ha gustado mucho. Realmente tu blog me hace pensar… ¡Sigue así!

  2. Buena Retana buena… te digo la evrdad buen amigo mi vida sinceramente es parecida… muy pareceida, la vida del estudiante. Bueno que cada dia escribes mejor venga cuidate.

    Saludoosssss

  3. Muy bueno, Raúl 😉 Me ha encantado, cuántas veces al día pienso lo mismo que tú… Pero bueno, hay que tomarse la vida con algo de filosofía, no cres? ^^ Siempre hay algo que sacar y de lo que aprender detrás de todo…

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s