¿Amistad por un disquete?

Pregúntate por qué lo aguantas. Por qué dejas que tu humille. Por qué sigues su mierda de consejos, y por qué sigues dando vueltas con él o ella por la ciudad, de rebajas o en tiendas de ropa. Sí, lo sabes muy bien, estoy hablando de tu “amigo o amiga” del alma. Del cual presumes delante de otros “amigos” y que nunca te ha dejado tirado, aunque bien sabes que es mentira.

Pregúntate por que se alegra cuando te derrotan, por que cada vez que él mejores notas su cara se ilumina conejil y te dice: – Tío, y esos resultados, seguro que tú puedes, si eres listo y cojonudo…- Tanta hipocresía junta hace que te den arcadas. Y lo sabes, lo sabes de sobra que en realidad está pensado <<Jódete, esta vez te he ganado>>.

Pregúntate por qué cada vez que le dices – Que te follen- se sorprende y se hace el aludido, abduciendo que él nunca se ha comportado así contigo y que jamás ha te ha utilizado para no estar solo. Por eso, cuando le llamas un viernes por la tarde, te dice que tiene muchos planes: ayudar a sus padres, recoger o cuidar a su hermano cabroncete, o incluso ya ha quedado, con unos vecinos y resulta que no te puedes venir porque es un grupo cerrado. Mentiras, mentiras y más mentiras. Esto es a lo que se llama hoy en día “amistad”.

Así que pienso, ¿si la amistad se forja en mentiras porque no puede acabar con ellas? Ideo un plan para joderle vivo.

Sí, un bonito plan.

Seguramente alguna vez te han preguntado: ¿Si pudieras vivir en cualquier época, en cuál lo harías? Hay respuestas para todos los gustos. Pero la mayoría contesta en épocas de libros que leyeron, películas que vieron, tipo <<En la Edad Media, con los Templarios>> o <<En el año cero, para conocer a Jesús>> y demás historias… A mí cuando me preguntan eso contesto: ahora. Antes la cultura era para unos cuantos y ahora gracias en parte a Internet, la vida está llena de información útil.

Tan útil como para joder a tu amigo, cuando sabes que su juguete favorito es una cara y complicada herramienta llamada ordenador. No hay nada mejor que dejarle en su buzón un disquete que rece: “Porn”. (Porno del inglés) Y si muchos pensáis que el disquete contiene un virus, os equivocáis. ¿Dónde estaría mi sutileza, si fuera hacer algo tan previsible?

La cosa es fácil y lo mejor de todo, irreversible. Como ya he dicho Internet está repleto de información útil. Coges un destornillador y abres el disquete, podrás comprobar que está formado por un disco negro y rígido, trátalo con amor, como si de verdad lo quisieras. Busca la caja de cerillas más cercana y prepárate para destrozar su contenido. Coge las cerillas y quítales las cabezas, es decir obtén solamente el fósforo. Máchalo en el mortero. Vierte su contendido encima del disco y pégalo con esmalte de uñas. Recoloca el disquete y voilà.

Ya ves que tontería. Materiales caseros, pero la verdad es que tienes en tus manos un puñetero explosivo. El resto lo podéis suponer. Mi amigo mete el disquete, este marcha normal, pero al dar vueltas empieza a emitir calor que por arte de magia hace que el fósforo se incendie, haciendo de su bonito y complejo ordenador una máquina chamuscada y humeante llena de chips. Tengo la ligera sensación de que no volveremos a ser amigos. ¿Acaso alguna vez lo fuimos?

Anuncios

11 pensamientos en “¿Amistad por un disquete?

  1. Que siniestro O____o!!

    Espero que no sea yo ese amigo al que te refieres xDDD

    Mola el texto, es como un estilo diferente a los demas que tienes, y eso me gusta, se nota que sabes abarcar diferentes temáticas 🙂

    En definitiva, como todo lo que publicas aquí, me encanta 😀

  2. Genialll!!! y que sepas que me has dado una buena idea pero muy buena jejejeje, respecto al texto de10 ehh! y respecto con la forma de expresar sentimientos no hay nota!.

    Saludos y sigue asi

  3. Muchas gracias Kyado y Valera, últimamente solo pienso en pulir y mejor el estilo. Me alegro de que os guste.

    Un Saludete a los dos

    P.D: Valera no sabía quien eras Kyado jajajaa 🙂

  4. ¡Qué cabrón!
    Y siniestro, muy siniestro (¡Me gusta!)
    Yo que pensaba que este Raúl solo encerraba virtudes de la luz y surcaba atmósferas divinas… lo que hay que ver 😉
    Saludos

  5. BWA-JA-JA-JA!!!

    Duro con él!

    Odio la falsedad… Sobre todo con aquellos que luego se hacen llamar mis amigos.

    La misma situación que tú planteas en este post me sucedió a mi hace dos años, sólo que de manera algo diferente. Decidí que la mejor manera de olvidar a esas personas era olvidarme completamente de ellas… Yo tenái la suerte de que he encontrado a estupendas personas después de enterarme que mis antiguos amigos me criticaban por detrás… Pero enterarse de ello cuando no encuentras a nadie más con quien estar es peor todavía. Sentirse solo es lo peor que me podría pasar. Pero solo no en el sentido de estar enfadado o apartarte de los demás sentirse solo en un halo de hipocresía y falsedad del que no quieres salir pues es lo único que tienes…

    A veces, también me siento solo aún estando alrededor de amigos de verdad. ¿Melancolía, lo llaman? Creo que es un sentimiento que llevamos todos dentro y que de vez en cuando aflora.

    Saludos, sigue escribiendo tan bien!! ^^

    Manuel

  6. mmmmm, muy cabrón… pero interesante al fin y al cabo. No creo que nunca se lo haga a un amiguete, pero quién sabe! igual el día que me cambie de curro… jejejeje

    saludos, tipo peligroso!

  7. Tenes razon. Tanta hipocresia junta da asco…y la gente que sigue aun dandose cuenta de la cruda realidad es una estupida.

    Interesante…me gustaria hacerselo a mi profesor de informatica, un hombre desagradable.

    Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s