Señales

Angélica se sentó a mi lado y me susurro cosas infames. Mientras se volvía a encender su cachimba de maría y le daba sin parar al mechero. Lo encendía y aspiraba, después soltaba todo el humo. Y luego, con los ojos como faros hacía preguntas en voz alta, sin venir a cuento e interrumpiendo mis palabras.

¿Si hoy un médico te dijera que este es tu último año, harías mañana lo que fueras a hacer?

Yo estaba tirado en el sofá, intentando sacar provecho a la vida, exprimiéndola. Al menos esa es la mierda que nos venden. Al menos eso es lo que nos dicen las multinacionales en sus grandes rótulos de publicidad: Exprime la vida.

Lo que pasa -me sigue contando Angélica- es que de pequeños no nos informan, no nos preparan. Nuestra vida es como un ciego subiendo una escalera con escalones sueltos, no vemos por dónde vamos.

Y algún día caemos, pero de tan alto que hemos subido, la caída es en picado. De pequeño ves el coche de tu padre y dices -cómo me gustaría de mayor tener uno así-. Es más, crees que lo tendrás. Tu padre se enorgullece de su coche, pero jamás te ha dicho cuánto le ha costado conseguirlo y si de verdad a merecido la pena. Jamás te dirá:

-Bueno hijo, este coche será muy bonito, pero para conseguirle he tenido que lamer el culo durante dos años a el sopla pollas de mi jefe. He tenido que ahorrar todo los meses. Estoy como un puto neurótico para que nadie me lo ralle y cada vez que lo dejo en la calle me preocupo por si me lo roban. Por no hablar de lo que chupa de gasolina…

Jamás te dirá eso. En cambio te hace creer que tener un coche es justo lo que necesitas. Nada más lejos.

-Pero un coche -le digo- es muy útil para desplazarte y viajar…

-No digas gilipolleces -me dice- ni que estuvieras viajando todo el día. Sería una buena excusa si fueras conductor de camiones y te compraras un camión. Pero era un ejemplo: otro buen ejemplo sería el amor. Tienes carteles y vallas publicitarias acosándote con besos de parejas ideales, perfumes, famosos, bebidas y todos ellos con su media naranja. Te hacen necesitarlo y cuando se te presenta un mujer o un hombre normal que te pide algo serio, ya le dices que no, porque le has encontrado un pequeño defectillo o fallo.

Tú esperabas el hombre de papel del anuncio, y has encontrado alguien normal. Tan normal como tú. Por eso no te gusta, porque te odias a ti mismo y eres incapaz de aceptar a alguien igual que tú y claro: eso es lo que llaman amor.

Me pregunta:

¿Cuál es la línea que separa amor y deseo? ¿Cuál es la primitiva diferencia entre amor y odio?

Me levantó del sofá y pongo un poco de música. Para amenizar el ambiente descorcho champán y sin vasos ni nada bebemos, a morro. Ella vuelve a su cachimba y me mira fijamente, me dice:

-Te quiero

Yo me atraganto con la botella y empiezo a toser. Hago como que no he oído nada.

-Te quiero- vuelve a decir.

Me acerco a ella y rodeo su nuca con mi brazo y apagó la luz. Acerco mis labios a los suyos suaves y rojizos, y en la oscuridad se oyen tres disparos.

Nunca lograre entenderla del todo. Me reuniré con Jack por la mañana.

Anuncios

3 pensamientos en “Señales

  1. Ja, me ha recordado a sabes tu q?

    Esa famosa escena q no dejabas d repetirme en Cork:

    Josh Harnett en el openning d Sin City y ese… “recogeré el cheque por la mañana”

    Muy bueno hermano. Por cierto, me parece q voy a pasar d lo d mi blog, lo hice casi sin pensar y creo q seguire x libre o comentado los tuyos.

    Un saludo

  2. creo que todos nos hemos planteado alguna vez la pregunta de ‘qué harías si fuera tu último día de vida?’… sobre todo con alguna cachimba o sucedáneo rondando 😀

    me gustan tus historias aunque no tengan un bonito final

  3. Me gusta tu forma de escribir, sabes? yo tambien escribo algunas cosas, pero de verdad, me gusta la forma en la que ves las cosas, en especial lo del amor, y me gustaria q dejaras tu correo, de verdad, es muy buena tu redacción, excepto eso de las malas palabras, le quita elegancia a tu texto

    saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s