Un asunto de drogas

El reloj marca las horas y un ligero tic-tac rompe el silencio. Un tipo con gabán  está sentado en el bar, con un pito en los labios y whiskey barato en la barra. Y alguien grita:

-¡Te mato! Gilipollas…¡¡Te mato!!

Dos chavales de veintipocos tienen una discusión acalorada en una mesa cerca donde está sentado el tipo del gabán. Al parecer no son nada discretos. El primer chaval lleva un abrigo de estrellas y el pelo cortado tipo nazi, lo más característico de su fisonomía es que tiene todos los dedos y el cuello llenos de oro. -Con este aspecto se ve a la legua que es un gilipollas-piensa mientras da otra calada.

El que le grita lleva una gorra y un pendiente de aro, tiene una mirada fría y se pone histérico porque sabe que la gente le escucha. Cuando nadie te observa no puedes hacerte la víctima, ni acaparar protagonismo, por eso la gente entra en cólera cuando más gente mira.

-¿¿Cómo que es has perdido los porros?? -pregunta el del aro.

-No lo lo sé… -tartamudea el segundo- cuando me di la vuelta ya no estaban, se los habrán llevado…

Nuestro bebedor echa otro trago de whiskey y da tres caladas más. Agudamente observa que el tipo de los oros esta cagado del otro. Efectivamente es un pobre gilipollas.

-¿¿Quién se los ha llevado?? -vuelve a preguntar.

-No lo lo sé…

Son dos chavales de barrio  que atraídos por la facilidad que ofrece la droga para obtener dinero se han puesto a pasar. Pero lo que no saben es que en asuntos de droga nada puede fallar. No se puede alardear. Hay que tener al distribuidor contento y preferentemente trabajar solo para que nadie se vaya de la lengua. Depositar periódicamente dinero en el banco. Contar con gente que te haya sido recomendada. Y mucho menos gritarlo en un bar.

-Le pediremos que nos fie el dinero… – concluye  en un suspiro el del aro.

Pero estos dos niñatos de barrio se creen que la vida es bambi. Y solo se les ocurre fallar al gran distribuidor de la zona. Se han gastado la mitad de la mercancía de hachís en consumo propio y la otra mitad el de los porros la ha perdido. Y claro ahora el capo reclama el dinero que es suyo y por supuesto estos dos gilipollas no tienen…

El tipo del gabán deja de prestarles atención y se concentra en el escote de la camarera, las mujeres siempre le han parecido mucho más interesantes. Ella tiene el pelo negro y corto por los hombros. Estatura mediana, senos redondos, pequeños y perfectos. Labios carnosos y piel de algodón.

Vuelve a dar otra calada y apaga el cigarrillo. Pone un billete verde en la mesa y se acaba su vaso. Se levanta y se da cuenta que el par de chavales se encuentran en una mesa discutiendo todavía a voz media el asunto de las drogas. Coge su sombrero y se encamina a la puerta cuando su teléfono móvil rompe sus pensamientos y cual mosca cojonera empieza a sonar…

-¿Si? -dice al auricular con una voz rallada por el alcohol.

-Necesitamos que liquides a dos tipos…

-¿No me diga? Déjenmelo adivinar… Asunto de drogas. Impago. Dos tipos estúpidos amantes de la ostentación…

-¿Cómo lo sabe?

-Jaja.

Anuncios

4 pensamientos en “Un asunto de drogas

  1. Bueno el revés del final. Muy redondo el relato 🙂
    Lo de mirar el escote de la camarera me ha recordado vagamente 😉 al escote de Lola, la del bar de Lola, de los artículos de Pérez-Reverte…Aunque tal vez me equivoque… 😉
    ¡Un abrazo!

  2. Buen texto, al igual que otros muchos que tienes publicados en tu blog. Quizá el final no me convenció mucho, el breve diálogo por telefono al referirse a la deuda impaga es un poco inverosimil por ser levemente intelectualizada para la circunstancia, además de que, paradójicamente, raramente se usa la palabra ‘droga’ en el ‘mundo de la droga’, pues el concepto implica una cierta connotacion peyorativa que los aducidos rechazan.
    En fin, la critica es bienintencionada, estes muy bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s