Que Dios pida perdón

Que las risas se vuelvan lamentos,
que el goce se transforme en dolor,
que nos invadan huracanados los vientos
y en los cuadros se destiña el color.

Que los árboles se conviertan en polvo,
y los edificios se transformen en ruinas,
que todos nos quedemos sordos,
y que las viejas se hagan bailarinas.

Que el mar inunde al desierto
que el fuego evapore el agua,
que el mundo se acabe, sea cierto
y Caronte venga en piragua.

Que la selva retorne a la ciudad
y el hombre se convierta en nada,
que solo reine la maldad,
y de tristeza mueran las hadas.

Que el ser, del ser huya
que el esqueleto salga del cuerpo,
que San Pedro del cielo no huya,
que le den caza, y quede muerto.

Que Dios baje de su trono
y se muestre a herejes mortales,
que pida perdón con tono,
y muera a manos de sus iguales.

Anuncios

5 pensamientos en “Que Dios pida perdón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s