Enemigos

Foto: Rimbaud

Existe en el Japón una escuela filosófica que ánima al discípulo a tener enemigos. Yo no sé si por mis inclinaciones del alma, o mi sangre caliente, típica de un castellano mediterráneo, con mucha mala leche, poca paciencia y peor lengua, que abogo también por la misma idea que la de los sabios orientales. Es de sabido que tengo enemigos por doquier y como el domador que alimenta al tigre que después le ataca yo alimento así a mis enemigos. No tengo miedo a hacérmelos. Me ayudan a estar vivo. Saber que esperan el mínimo error para saltar a cuchilladas sobre mi coleto, me mantiene vivo. Saber que están detrás de cada esquina esperándome, me hace más humano y me aleja de la pompa en la que nos asume esta sociedad.

Muchos de ellos fueron antes amigos. Yo no les guardo rencor, ellos sí. Otra de las enseñanzas de esta escuela es que antes de morir tienes que hacer la paz con todos ellos. Por mi parte estoy dispuesto, ahora bien, todavía no me he muerto. El caso es que la gente se quiere llevar bien con todo el mundo. Vivir en el mundo de Yupi. Son tan gilipollas que se dejan dar por atrás con tal de conservar una amistad. Yo por romper hasta he roto con el grupo de amigos. Odio la masa. Debe de ser cosa de Dios pero cuando se reúnen más de cuatro personas con la suficiente confianza, la gilipollez se eleva al infinito. Es como si la ética desapareciese y en su lugar se implantara la moral. Qué coño, la estúpida moral. ¿A caso no te has fijado en que no criticas a nadie, a no ser que haya gente dispuesta a escucharte? Por eso amo la gente que ha vivido la soledad. Porque entienden cual es el precio de la compañía.

Imagínate a toda esa poderosa gente que en el grupo de “amigos” es el líder, dejado de lado y hablando solo. Solo mandando sobre su culo egocéntrico. Hay a veces que pienso que este tipo de personas si tuvieran que vivir como Robinson Crusoe en una isla desierta, directamente desaparecerían. Dejarían de existir. Su función en la vida es dar por saco y es de saber que lo bordan.

A mí ya hace unos años se me estableció una amarga elección. Una de esas elecciones que la gente se pasa una vida evitando. Tuve que elegir entre tener un grupo de amigos (éramos unos diez o quince chavales) y sentirme formar parte de algo y a su vez verme como ellos me vieran. O bien quedarme con mis dos o tres amigos de verdad, de los de toda la vida, de los que jamás te abandonan, asumiendo que habría tardes que iba a estar solo (que no en soledad), y que iba a verme como realmente soy. Era asumir la lucidez a puñetazos.

Ha sido la decisión más importante de mi vida. He renunciado a las drogas, a las fiestas, a los chismorreos, discotecas, a las actividades en grupo, a una lista enorme de gente en el móvil, y así un largo etcétera. He renunciado a todo lo que consideráis importante y ya han pasado dos años. Incluso para más índole me creado un rebaño de enemigos. Soy lo que siempre temisteis en convertiros.

Hemos disuelto en dos años lo que el tiempo tarda en disolver veinte y solo saboreas cuando llegas a viejo. Hemos abandonado el placer y la avaricia, del chico ejemplar, por el honor, el dolor y la imaginación. Sabemos lo que son las heridas. Hemos evolucionado y lo sabemos. Hemos dominado el ego, intentamos que esté atado. Dios se pone cachondo cuando nos jode, y a nosotros nos pasa lo mismo cuando le jodemos a él. Somos el puto futuro, que el mundo quiere exterminar. Y nuestro único miedo como decía Rimbaud,  es de vernos como nosotros vemos a los demás.

Anuncios

7 pensamientos en “Enemigos

  1. Yo cada vez soporto menos a la gente. Llega un momento en el que estás harta de oír según qué estupideces.

    Es un buen texto. Los dos últimos párrafos, geniales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s