Las peras del olmo

Samurai haciendose el Harakiri

Samurai haciendose el Harakiri

Cargo tintas. A mí me gusta decir más afilar la espada, escribir es un oficio de samuráis que ya tengo asumido pese a todavía ser un discípulo. Y ya sé que siempre estoy con la misma cantinela. Me llaman judío converso (de forma amistosa en clase) y me lo he puesto yo porque en esto de joder me han jodido bastante y no me avergüenzo. Voy por delante. Pero llevo tiempo meditando algo que tenía que soltar ya. En una línea general lo podría resumir así: <<El pensamiento caduco de la mente occidental>>. Preocupada en construir la casa con el tejado más alto, descuidando todo tipo de cimiento. Y así nos las dan, mientras yo tengo que aguantar profesores memos y lloricas, sabiendo “algo” de lo suyo y nada de la vida. Utilizando la memoria hasta para recordar cómo se limpian el culo. Y soltándome frases copiadas de la televisión. Con su ego desmesurado paseándose por la clase, dictando apuntes de personalidades que son importantes porque un libro dice que lo son. Pero a estos ya les jodió el sistema educativo anterior y yo lo noto. Podríais afirmar que yo no soy quien para criticar al profesor (que no maestro). Bien, no lo soy. Pero ellos tampoco son nadie para criticar mis exámenes o pensamientos. Solo aventajan al alumnado en edad. Ya en clase me evalúan y me joden. Pues bien ahora les toca a ellos poner el culo. Amarraos a la silla.

Para empezar la cultura la han dividido en ciencias o letras, a mí me llaman judío converso y es porque el año pasado estaba en ciencias y ahora estoy en letras. Pese a que pueda parecer lo contrario la mentalidad de ciencias está mucho más cerca a lo que tradicionalmente se le ha llamado letras, ya que son todos unos vagos (yo el primero) y les gustan los números porque no hay que memorizar. Se piensa mucho y trabaja poco. En letras es al revés. Se trabaja mucho y se piensa poco. Todo consiste en vomitar lo que el profesor te dice que vomites. En las dos clases se despotrica contra los otros (fomentado por los profesores) y creen que de verdad existe una diferencia entre ciencias y letras. La dualidad es una invención. Igual que el que piensa que hay derecha o izquierda.

El discípulo llegó al maestro con un cuenco a la mitad de líquido y le preguntó:

-Maestro, ¿Cómo está el vaso? ¿Medio lleno o medio vacío?

El maestro por toda respuesta tiró el cuenco al suelo partiéndose este en mil pedazos. Y dijo:

-Ni lleno, ni vacío.

Lo mismo pasa con las letras y las ciencias. Son solo ficción. Otra anécdota. Cierto profesor que yo me sé, titulado e incluso medio doctorado ante mi pregunta de si conocía a Hemingway enmudeció. Me dijo que le sonaba, pero no sabía muy bien de qué.

Cierto profesor (del cual me agradan sus maneras, no sus pensamientos) nos estaba implantando una serie de ideas de que éramos la futura generación y que teníamos que cambiar el mundo. Porque los de letras valíamos… bla bla bla, cuando le suelto a bocajarro.

-Un proverbio oriental afirma que antes de intentar cambiar el mundo hay que dar tres vueltas por la propia casa.

Enmudeció también y soltó:

-Como haya que dar tres vueltas por la propia casa chungo…

Ya veo que lo había entendido. ¿De verdad cree que algo se puede cambiar? Para el colmo imparte historia. No ha visto que no se puede. La mayor lección de la historia es que nadie ha aprendido las lecciones de la historia. No sé quien lo dijo pero tiene razón. El caso es que al día siguiente y nada más entrar (mientras daba cabezazos a la mesa para autolesionarme) por la puerta me soltó a voz en grito y para que se enterara todo el mundo:

-Si eso síguete dando cabezazos porque menudo examen me has hecho…

No sé mi nota. La verdad es que me da igual. El universo no va a dejar de girar. Ya lo dijo Boddidharma “no hay méritos”. Es lo mismo que decir al ateo que Dios le va a castigar. No sirve da nada. Me la trae al pairo.

También me hacen gracia algunos profesores de literatura que hablan de libros que ni siquiera han leído, pero creo que ya he dejado hoy en evidencia a demasiada gente. Maldigo a Dios por darme esta pluma y tan mala leche. Pero yo sé y él sabe que cada vez que mi pluma se agita sufre una erección. Soy su instrumento. Soy su viagra.

Por último voy a meterme con la filosofía occidental. Absolutamente preocupada por encontrar la verdad (cosa que no se puede explicar con las palabras), y que solo la busca a través de ellas. Teniendo una veintena de pensadores como iconos de no sé qué, y haciendo creer al mundo que mientras ellos se masturbaban con el pensamiento universal los demás nos tocábamos las pelotas. Es la ego-filosofía o filosofía del yo. Preocupada en demoler lo anterior para salir en la primera plana de la historia. Son un puticlub. Intentando demostrar quién jode más o es más inútil.

Renunció al pensamiento dualista en todas sus formas y estas incluyen su estudio. Termino de darle a la tecla y me marcho con viento fresco. Tengo la total seguridad de que este artículo me saldrá por el mocho del arcabuz. Engordaré mi extensa lista de enemigos. Ahí me las den todas. Pardiez.

Anuncios

6 pensamientos en “Las peras del olmo

  1. Al más puro estilo brillante de Pérez-Reverte dando por saco.
    Qué colección de profesores que te tocan, chico, no me extraña que reniegues tanto.
    A mí me pasaba igual pero qué quieres que te diga, este año he empezado a estudiar la Historia de forma más crítica, los textos que tenemos que leer sobre el tema se contradicen para que seas crítico, los profes saben muchísimo, etc. Sólo espero que el año que viene notes tanto cambio como yo. O más.
    ¡Saludos!

  2. Pues a mi, más que tocapelotas, el texto me ha parecido totalmente certero.

    Estudiamos lo que nos dicen que estudien, ¿Por que no se habla del taoismo en filosofia en vez de 4 lineas en religion?, de las pocas asignaturas que veo utiles a medias es historia (y digo a medias, por que como ya he dicho, estudiamos lo que el sistema quiere).

    Un abrazo hermano, a ver si nos vemos 😉

  3. La gran ventaja de crecer es que se va adquiriendo un sentido crítico… los profesores no siempre tienen razón, la nota de un examen no dice lo que vales, ni siquiera lo que sabes… indica sólo lo que has estudiado con respecto a una materia concreta para un examen concreto… y lo “acertado” que has estado en las respuestas.

    Me sorprende lo que cuentas de tu profesor de historia, no suele hacer eso, al contrario, suele ser uno de los que más respeta intelectualmente a los alumnos y más atina con los que son brillantes… aunque no suele dejar que os deis cuenta.

    Ciencias y letras… qué razón tienes…

    Y para terminar una pequeña anécdota al hilo de algo que dices… hace dos años era la profesora de literatura de Paula y en un par de ocasiones me dijo “cuánto has leído”… le di la única respuesta coherente para esas ocasiones “te doblo la edad”
    Recuerda, al profesor que tienes ahora con nombre de poeta también le encanta que le recomienden libros, otra cosa es que tenga tiempo para leerlos…

  4. Nunca me ha gustado el estilo incendiaro,y tu abusas de él. Si Pérez-Reverte me parece un pedantuelo engreido imaginate lo que me pareces tú… él por lo menos sabe de lo que habla pero lo tuyo es la crítica persé. Quizás alguien encuntre el morbo a eso, yo no, desde luego.

  5. Caballero Gil, en primer lugar, yo no soy Pérez-Reverte. En segundo lugar no me importan sus gustos (a juzgar por el nombre que usa ¿Gil? ¿Vendrá de Gilito? no son peores que los de míos). Persé se hace en cursiva, así, como gil-ipollín. Tercero como The Anarchist le ánima “haría usted bien en llevarse sus ojos a otra parte donde le fuese más amena la lectura…”

    Y por último y esta es la razón principal para desacreditarle, yo no tengo un “estilo incendiario”. Los incendios no tienen dueño, señor…

    Tenga un buen día.

  6. Oh Dios mío, no pensaba yo verle más por estos lares tío Gilito. Creo que estamos descubriendo con usted un tipo de conducta humana: el masoquismo. ¿Le gusta que le den eh? Entono el mea culpa porque esperaba más de vuesa merced, y no este comentario que pasa sin pena ni gloria, parafraseando a Groucho y aludiendo a mi juventud, ya sabes, “por calificarlo de alguna manera”.

    Creo que ya deje bien patente que me paso por la rabadilla lo que tú, tito Gilito opines, el problema de entendederas quizá lo tenga uced, porque acudió a mi blog buscando hombres de cuero fustigados con látigos y le salió literatura, “por calificarlo de alguna manera”. Descubrió que mi prosa no le producía erección alguna y pensó que podía hacerse un llavero con mis huevos. Se equivocó.

    Sobre lo del parchís y cinquillo creo que usted tiene razón. Me dedicaré a eso pero antes consultaré con la que le dio la vida que lleva unos días en racha floja y en vez de hacer esquina hace rincón, como el mío, pero no estoy seguro de que sea un escritor. Si usted entre machaque y machaque no comprende las metáforas sobre incendios no es mi culpa. Meneársela como un mono trae efectos secundarios. Consulte a un especialista.

    No quiero tener que volver a sacar la pluma para este tipo de cosas. Creo que usted tampoco tiene más ganas de sacar su miembro en mi blog. Le recomiendo una web: http://www.soysadomaso¿yqué?.com, allí le darán lo que busca.

    P.D: Buen intento, es valiente y hasta inteligente, pero se equivocó de blog amigo, aquí soy como Dios (tengo control sobre todo) y por lo tanto esta usted bloqueado.

    Tenga un buen día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s