Abolición a la botellona

-¡Qué no Draco! ¡Qué se dice botellón… El botellón!- me dicen. Y a mí me da igual sigo diciendo botellona por dos razones. La primera que “botellón” suena demasiado decoroso para lo que el término describe. Y la segunda que si botellona lo dijera un modernista, sería un genio y hasta le darían un Premio Nobel. ¡Qué innovación! ¡Qué gran aporte a la literatura! ¿Cómo se le habrá ocurrido? Irrepetible, menudo genio…

Pero eso no es lo que me lleva a calentar yemas delante del ordenador, sino lo del término que suena mal –que no malsonante-, lo de la botellona de los chavales jóvenes. ¿Pero señor Draco si vuacé es joven? Eso dicen y es más, estoy en edad de golferio y drogas pero soy adicto a otra clase de tentaciones divinas, difíciles y en definitiva eternas.

¿Exageras? La verdad es que sí. Recuerden esto siempre: soy escritor (al menos lo intento) y dentro del cupo va exagerar, aunque eso no quiere decir que haya que restarle importancia a mis vocablos.

El motivo de mi odio de hoy es la botellona. Creo que aunque el estado teóricamente lo prohíba, es un invento de este. ¿Entonces para qué lo prohíben? Porque así se bebe más. Estoy seguro. O por otro lado quieren que se forren los bares. Además pienso que si se prohibieran los libros en unos años tendríamos una generación de Cervantes dándole al oficio. No falla. Pero según como están las cosas da gracias con que sepan poner su nombre. Suerte para mí.

Si los políticos quisieran prohibirlo de verdad, no permitirían ni una gota de alcohol. Cosa harto fea para gente del tipo Bukowski, que abundan aunque no lo creías. Entonces la
botellona ha sido inventada para cerrar bocas. Otro invento del estado como el tabaco. Te pueden poner el culo en tu trabajo como la bandera del Nipón. Te pueden comer el tarro con telemierda a todas horas. Puede que gracias a esta sociedad el noventa por ciento de tu casa sea prescindible y que jamás hayas querido a nadie a excepción de mamá y tu ombligo.

Puede que todas esas cosas sean ciertas. Pero el viernes, el sábado y el domingo son días para gastarte todo lo que conseguiste en la semana y olvidarte de lo triste que es tu vida de mierda. Pasan toda la semana pensando en esos tres días. Desmotivados en clase y acostumbrados a rascarse la pantorrilla porque saben que papá les va a abrir la cartera en cuanto salgan por la puerta.

Los chavales de doce años en los parques de mi ciudad son ya como personitas mayores. Son unos pobres gilipollas. Son el rebaño, son la masa. Y el que pasa de su rollo es marica y no tiene huevos. Justo lo contrario. Yo desde pequeño he sabido decir no a las ovejas que se dirigían a la boca del lobo.

Me da vergüenza llamarme joven y que su mayor aspiración de la semana sea llegar a un descampado a mamarse como perras y decir idioteces por sus bocas mezquinas y aburridas.

Ahora bien. Yo bebo alcohol. No en cantidades ingentes, solo de forma esporádica. Me gusta beber como me gusta vivir; en soledad. Aunque tampoco rechazo una copa con una amigo o un buen vino en una cena.

Por ejemplo para preparar esta noche vieja vamos a comprar algo de brebaje. Eso no quiere decir que vaya hasta arriba de jumilla, ni que quedar ese día sea una escusa para drogarme.

Principalmente lo que no me gusta de las drogas –y de ahí mi rechazo- es el camuflaje que hacen de la realidad, la cual a mí me apasiona y sobre la cual escribo. Si me drogase -aunque muchos piensen lo contrario-no podría escribir. He dicho.

Anuncios

2 pensamientos en “Abolición a la botellona

  1. hay un dicho que dice que en la primera copa, el hombre bebe vino; en la tercera copa, el vino bebe al hombre.

    Creo que lo peor del alcohol no es el alcohol en sí, si no crear hábito de beber, eso si es entrar en la boca del lobo.

    Me conoces y sabes que no bebo nada de nada, por el mero hecho de que, aparte de que no me gusta el sabor, es por que soy un apasionado del parkour y no hago otra cosa que entrenar, y el alcohol tal ve podria reducirme los reflejos.

    Un abrazo hermano, nos vemos en nochevieja (y a ser posible antes tambn ^^)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s