Los veintegenarios

Los veintegenarios ya han nacido cansados, están muertos antes de los 20 años, pues antes de esta edad ya han conseguido cualquier cosa que pudieran desear en su vida. Véase sexo, coche, alojamiento… Es el eterno sobresaliente (inmerecido). Como si un estudiante a cada examen que hiciese sacara sobresaliente por alguna extraña fuerza independiente a él. Y ve el estudiante que crece y necesita mantener ese diez pero esta vez como se independiza tiene que empezar a estudiar. Los veintegenarios jamás van a vivir mejor de lo que actualmente viven. No van a tener nada más.

Los veintegenarios solo buscan que los quieran, que los valoren y que los aprecien. Su búsqueda más intensa es el amor. Pero nadie tiene tiempo para ellos, jamás nadie le ha dedicado más de tres días enteros ininterrumpidos. Sus progenitores jamás han querido lo que ellos son, sino lo que ellos podían llegar a ser. Los veintegenarios son tratados como potencialmente humanos. Y es este desprecio lo que hace es que se refugien en lo material que les provoca satisfacción momentánea al igual que toda su vida, la cual es una vida momentánea.
Sus progenitores les han educado en la rapidez del tiempo. En el ir corriendo a todos lados para no llegar a ninguno definitivo. De tanto ser educados para no perder el tiempo no hacen otra cosa que perderlo. Los veintegenarios han sido educados para pensar solo en sí mismos. Se le ha negado lo que tanto ansían y por ello carecen de la capacidad de amar. Van de amor en amor, sin poderse encontrar a gusto en ningún lado debido a su concepción del tiempo, y que es fundamental no perderlo en cosas “inútiles”.

Los veintegenarios desde pequeños han sido bombardeados con información, y son incapaces de mantener el interés sobre algo o alguien. Algo que excede el tiempo de un anuncio es aburrido. Cualquier información es prescindible, desde el momento en que es enviada ya está desactualizada. Las acciones se realizan con el fin de haberlas pasado o sacado. Por ello fines que nunca se puedan concluir son catalogados de inútiles y desactualizados.

Los veintegenarios somos los escombros de una civilización extinta.

Anuncios

3 pensamientos en “Los veintegenarios

  1. Grande, espero con ansia la continuación de la historia veintegenarios de la que somos protagonistas.

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s