La universidad es mentira

No me mientas por favor

Me digo que junto con el título nos deberían dar un curso de mecánica. Un curso de teleoperador. Un curso de reponedor. Y otro curso más, de ayudante del reponedor. Para que en el curriculum debajo de: Licenciado en Filosofía y letras, se vea: Auxiliar de ayudante de reponedor de latas.

Para que mi futuro jefe me diga: el trabajo es suyo, seiscientos euros por ocho horas al día.

Para que mi futuro jefe socarronamente me diga: la únicas “licenciaturas” me las tomo yo.

Para eso estudio cinco años. Para acabar con mi culo semejante a la bandera nipona. No penséis que tenéis futuro. Estudiar hoy en día no significa nada. Es igual de profundo que nuestros secos embalses.

Hemos sido promovidos al estudio por una generación en la que estudio era sinónimo de trabajo. Hoy en día estudio es sinónimo de paro, de Inem. Somos carne del Inem. Todos nos hemos imaginado -cuando lo vemos por la tele- haciendo cola en la fila del paro.

Hoy en día el paro es a la vida, lo que las gasolineras a los coches. Tarde o temprano, por mucho que viajes, tendrás que pasar por ellas.

Tendrás que depender del Estado que una y mil veces has soñado con quemar. Ese estado inestable, semejante a los edificios mal demolidos, que explotan, pero no terminan de caer. Aunque todos sepamos que un día caerán. Y estamos muy preocupados para evitar que no nos caigan los cascotes.

En Filosofía y Letras se presupone la ética. O al menos yo hice la presunción de una presunción. En Filosofía y Letras quien habla de los grandes hombres como Sócrates carece de ética. En Filosofía y Letras quien enseña valores, es precisamente quien no los tiene.

En Filosofía y Letras los compañeros que nos representan en realidad no lo hacen. Solo representan a su ego. Si de verdad nos representasen nos hubieran avisado. Si de verdad nos representasen jamás nos pedirían el voto.

El voto mató la democracia. El voto creó el paro. Para los gobernantes es fundamental que la mayoría dependan de ellos. Para los que nos representan en la universidad, es fundamental de que nos enteremos de lo que sucede por ellos.

Son nuestros particulares medios de comunicación de masas. Véase: exageración, estadísticas, mentiras y malditas mentiras.

En la educación primaria, secundaria y bachillerato, la universidad era nuestra meta. Los docentes nos la vendieron año tras año, con la misma eficacia de la teletienda.

Dentro de la universidad poner la lengua debajo del culo del profesor, es posiblemente el siguiente paso. Todos quieren ser catedráticos. Todos quieren ser profesores de prestigio.

Atrás quedaron los años en que ir a la universidad era un orgullo. Son tiempos de recordar que nuestra educación fue excelente, hasta que entramos en la universidad.

7 pensamientos en “La universidad es mentira

  1. jur jur jur, señor Retana. ¿esto lo llevas mascando desde que empezó el curso o ha sido un “de repente” de esos que a veces le ocurre a uno? EN parte sí y en parte no lo comparto. Pero bien, algo así para blogpapeles hubiera molado.😀

  2. Vaya… En el fondo me lo esperaba, era algo que me estaba merondeando desde hace tiempo. ¿Sabes? Yo voy derecho a estudiar Filosofía. Y sinceramente, no me importa la pasta, sé a lo que voy, ya me advirtieron y ya me informé, pero para mí que mi voluntad vale mucho más que el trabajo que consiga después, como si no lo consigo. Puede que no tenga curro, pero tendre cabeza ^^

  3. Si el que va a la universidad no piensa que es mentira, es que estan muertos….

    Ya no por que el día de mañana se consiga trabajo o no, a mi parecer, el paso por la universidad, en mi carrera (arquitectura tecnica) me parece que mucha gente piensa que donde realmente se aprende es cuando uno sale de la carrera, es cuando realmente palpas los materiales, visitas obras y aprendes tu oficio.

    En mi caso, en barcelona, me han tocado profesores de todas clases, algunos muy buenos, porque les importaba que aprendiera el alumno y intentaban acercarte al máximo a la realidad, en su mayoria, estos profesores que para mi han sido los mejores, eran profesores que comenzaban a dar sus clases, ilusionados y con ganas de enseñar, pero también he tenido de los otros, esos que vienen a clase a soltar un parrafo de teoria y si lo coges bien , y sino también.
    En cuanto al material del estudiante…qué decir….no se lo trabajan nada, dan un material pésimo, una cosa es que estemos en plan de bolonia, que tenemos que buscar más información, que lo veo bien, y otra cosa es que el material de la asignatura lo tengamos que buscar nosotros, que si no fuera por internet y algunos libros de la biblioteca …
    Ahora que se hablan de años atrás, mi padre, también estudio arquitectura tecnica, en la misma universidad que yo, en sus tiempos usaban libros académicos, tenian una guia, sabeis lo que he acabado haciendo yo? usar esos libros, me parece bastante triste….De toda la vida las clases se han llevado con un profesor, un libro, y las ganas del alumno de aprender. A qué viene ahora repentinamente usar powerpoints con abreviaturas sin sentido? Pienso que las cosas se deben hacer bien hechas, y usar un poco más de sentido común.

    Por no ponerme a hablar ya de la mafia del profesorado, enchufes, y putadas que hacen a los más jovenes.

    Y por no ponerme tampoco a hablar de la relatividad que tiene lo que se explica en clase y lo que entra en examen, eso ya es para hacer un libro.

    • Brillante comentario amiga Eva. Me ha gustado tanto que en un posible futuro, puede que salga publicado.

      Un Saludo

      P.D: Si lo publico te avisaré. Gracias😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s