Amor ergo sum

El que no ama no ha conocido a Dios porque Dios es amor.

Juan 4:8

Habla al corazón (con-razón), y da lo mismo que seas ateo o creyente.

En el libro Diez virtudes para vivir con humanidad aparecen: la fortaleza, la alegría, el amor, la confianza, la esperanza, la justicia, la paciencia, la prudencia y la templanza. Entre todas ellas yo voy a escoger el amor.

Por una serie de motivos: en primer lugar el amor es una especie de agua bendita que todo lo limpia y dignifica, hace que el ser humano se convierta en persona. En segundo lugar, porque no hay sentimiento que más implique y haga cambiar a una persona. ¿Cuántas veces hemos llamado a nuestro padre calzonazos, para luego descubrir, que uno es un calzonazos mayor? Y en tercer lugar porque como decía Platón: “Donde reina el amor, sobran las leyes”. Nada sería más bonito que desaparecieran las leyes y en lugar de ellas hubiera amor…

René Descartes es considerado uno de los padres de la filosofía moderna. Su frase más famosa es: Cogito, ergo sum / je pensé, donc je suis / yo pienso, luego existo. Tres idiomas, la misma idea y nuestro rechazo en común. ¿Y dónde está el tú? Más parece una frase dicha por un dios. Yo me creo a mí mismo. Soy solipsista, “solus” “ipse” (solo él). Prescindo del tú y rechazo otra cosa que no sea hablar de mi ombligo… Los orientales dicen que el ego es como pasear a un perro. Hay veces que él te tira de la correa, pero debes guiarle tú a él y no viceversa…

Pues como nosotros somos más “personas” que Descartes (o por lo menos lo intentamos), nuestra filosofía de vida se va a basar en el Amor, ergo sum (amo luego existo). Soy amado luego existo y sin un tú que me quiera no hay un yo. Sin una madre y un padre generosos, no hay hijos posibles. No hay vida posible, nuestra vida se queda sin color y todo se vuelve gris.

En la sociedad que nos ha tocado vivir hay un problema muy grave con el tiempo. No hay tiempo para nada. ¡Cuántas veces habremos oído decir que le faltan horas al día! Es la era del “hic et nunc”, aquí y ahora. Pero en el mal sentido. No estamos aquí y ahora para vivir bien, sino para vivir deprisa y depresivamente. Comida rápida, entretenimiento rápido, lejos se quedó la vida contemplativa. Ahora hay un montón de sabios que saben mucho, pero que no saben vivir como los griegos consideraban. Su vida es lo contrario a lo que predican. ¿Vives como piensas? ¿O piensas como vives?

Volviendo al tema del tiempo, sabemos lo que es, siempre y cuando no nos lo pregunten. Además el tiempo es un fenómeno curioso. El pasado se ha ido en cuanto lo digo, y el futuro no ha llegado del mismo modo. Así que solo podemos hablar del tiempo desde el presente. Entonces, el verdadero amor es dedicar todo el tiempo del mundo a la otra persona en el presente. Quien dedica su tiempo a amarnos nos dignifica. Donde uno pone el tiempo pone el ser. No hay dos tiempos iguales. El espacio es reversible, el tiempo no lo es. En la sociedad que nos ha tocado vivir hay muchos espacios: cines, centros comerciales, parques, etc. Pero no hay tiempo. Entonces uno es el tiempo que dedica a lo que ama. Por la tanto o dedicamos tiempo a lo que amamos, nuestra novia/mujer, nuestros amigos, nuestro Dios, nuestra familia… O somos unos mini dioses ególatras que al igual que perrillos solo se lamen su miembro viril.

Pero, ¿y qué pasa con el amor global? ¿Se puede amar a toda la humanidad? Los expertos en estos temas, aseguran que en la vida solo podrás a doce personas a la vez. Ya lo dicen los evangelios, serán tus particulares doce apóstoles. Creo que con amar con sinceridad a esas doce personas, amaras al mundo entero, porque lo más seguro es que esas doce personas sean representativas de ese mundo que te ha tocado vivir. Uno ha de hacer lo que está en su mano y no creer que tiene poderes, o incluso despreciar este. Decía Jimi Hendrix: “Cuando el poder del amor, sobrepase al amor del poder, el mundo conocerá la paz.”

Para no sentirnos decaídos en algún momento y tener a alguien de guía, sigamos a Jesús. Y renunciando a todo dogma, prejuicio o rechazo previo leamos lo que quiso transmitir al mundo. La grandeza de su mensaje reside en que es universal, habla al corazón (con-razón), y da lo mismo que seas ateo o creyente. Su mensaje no pierde poder.

En las cartas de Pablo a Tarso:

“Mas sabe esto, que en los últimos días se presentarán tiempos críticos, difíciles de manejar. Porque los hombres serán amadores de sí mismos, amadores del dinero, presumidos, altivos, blasfemos, desobedientes a los padres, desagradecidos, desleales, sin tener cariño natural, no dispuestos a ningún acuerdo, calumniadores, sin autodominio, feroces, sin amor del bien, traicioneros, testarudos, hinchados (de orgullo), amadores de placeres más bien que amadores de Dios, teniendo una forma de devoción piadosa, pero resultando falsos a su poder.”

¿A qué nos recuerda esto? ¿A qué parece basado en el día de hoy?

Una cita de Juan 13,34-35:

“Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros. Que, como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros. En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os tenéis amor los unos a los otros.”

En cierta forma todos somos discípulos de Jesús. Al menos todos los que queremos hacer el bien, y enterrar con nosotros toda la porción de mal que nos hicieron, para que el odio no se propague. Es menester por tanto, que nos reconozcan como personas dispuestas a morir en nombre del amor, en nombre del bien, porque no existe otra lucha que en la vida valga la pena.

“Omnia vincit Amor” (el amor todo lo vence)

Virgilio

2 pensamientos en “Amor ergo sum

  1. Pido disculpas por la ausencia de columna esta semana. Necesitaba descansar. La semana que viene con la misma fuerza, a cambio este largo artículo sobre el amor… Controvertido, como todo en mí…

    Saludos

  2. interesante tio, muy interesante, me ha gustado la forma de rebatir a René xDDD

    sobre lo de jimi hendrix, creo que la cita era de otro persona, no recuerdo quien, pero poco importa, sigue siendo una cita que da mucho que pensar.

    Me ha recordado a algo que di el año pasado en filosofia, que ademas te comenté, de Martin Buber, sobre que la realizacion de la persona esta integramente ligada con el tú, de tal manera que se genera una ayuda mutua por el cual los individuos consiguen desarrollar al maximo sus capacidades.

    Me ha gustado, y sigo teniendo en mente la idea de leer algo de jesus, a ver si consigo descifrar algo xD

    un abrazo hermano😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s