Donde hay mata hay patata

Y como al final yo soy un pusilánime

Digamos que me dio la locura. Que una sola carrera no me valía. Que puesto que mi padre es un hombre magno, mi hermano es un hombre magno, mi primo y prima lo son, y mis tíos también, yo no podía ser menos. Al final todo en mi familia se reduce en ver quién la tiene más grande. Académicamente me refiero. No solo me valía estudiar filosofía. Y puesto como bien me dijo mi padre:

-Si coges esa carrera no pienso pagar el colegio de tus hijos…

Y como buen hijo suyo le dije:

-Y yo no pienso pagar tu residencia…

Y como al final yo soy un pusilánime y hago siempre lo que me da la gana, y no hago ni puñetero caso a mis progenitores, decidí estudiar otra carrera que no les gustaba: derecho. Mi padre opina que he perdido el poco juicio que conservaba, y que tengo un gusto pésimo para elegir carreras porque a cada cual es más coñazo. Mi padre no falla una. Pero los números se me dan mal, tampoco soy un hacha en las letras, pero me permiten una vida ociosa y de haragán que a mí tanto me gusta. Y siguiendo mis impulsos perezosos y las vueltas que da la vida, decidí medio año atrás, que mi deber en la vida era hacer otra carrera. ¿Para qué? Pues para no acabar ninguna, y aprovechar los años universitarios en la cola de la cafetería, en vez de pasarlos en la cola del paro.

Como soy un chaquetero de tres al cuarto, al principio me decante por compatibilizar mi vida académica entre el periodismo y la filosofía. Y así me pasé medio curso, pensando en qué viril era Pérez-Reverte y en todas las guerras que me iba a meter para disgusto familiar. Hecho que no me producía el menor disgusto. Como en la Universidad Complutense de Madrid son más incompetentes que yo -algo que parece imposible-, resulta que no puedo simultanear estudios ya que en septiembre no sobran plazas, y en consecuencia tienen prioridad los que no están en ninguna carrera. Situación que confirma mis sospechas sobre la situación universitaria en este país, donde lo único que importa es que tengas carrera aunque no sirva para nada. El mundial de fútbol -que a mí me importa un cojón de pato- no me ayudó mucho.

(Raúl pregunta a Raúl: ¿Pero qué narices tiene que ver el mundial de fútbol con tu vida semi-académica? La respuesta a tan certera pregunta es: Sara Carbonero)

¿Sara Carbonero?

Efectivamente. En este país nada influenciable -para los de la LOGSE este recurso se llama ironía (¡Mierda! ¿Soy yo de la LOGSE?)-, resulta que ahora hay un boom donde todas las pijolandias de la península quieren ser reporteras deportivas cañón –de toma pan y moja- y cepillarse a alguno del Real Madrid. Así que como vemos las circunstancias no ayudan. Y las chocholoco tampoco.

En vez hacerme la plañidera hice lo que mejor sé hacer. Me cambié de bando y me fui a la UNED. Y en la UNED que de momento me está pareciendo la única con derecho a llamarse universidad, me informaron de que periodismo no había, pero sí que había derecho y psicología. Así que habiéndolo meditado mucho (tiré una moneda al aire), me decanté por derecho. Y como mi vida es un desastre  pero muy cómica, pienso que: en primer lugar no puede ir a peor, y en segundo lugar en caso de salirme el tiro por el mocho del arcabuz, tendré material de primera mano para divertir al lector. Si es que… donde hay mata, hay patata.

10 pensamientos en “Donde hay mata hay patata

  1. amos no jodas a derecho? xDD

    Lo del ejemplito de la sara carbonero no te creas que se aleja mucho de la realidad, que el dia que fui a hacer la matricula estaba todo lleno de niñas de buen ver xDD

    Un abrazo tio, y ya me contaras que tal ^^

  2. Hola, Raul… me encanta tu rincón…Y tu forma de escribir… si me permites una humilde opinión, da igual lo que digan tus padres, tus parientes y si me apuras, tu portera… lo tuyo son las las letras.
    Seguro que la idea de esta deatriba de la patata viene de Nathaniel Hawthorne. en “La Aduana” que dice…
    “La Naturaleza no dará fruto, al igual que la patata, si se planta una y otra vez, durante demasiadas generaciones en la misma tierra agotada. Mis hijos han tenido otros lugares de nacimiento y, hasta donde alcance mi control, sobre su fortuna, echarán raíces en tierra desaconstumbrada.”

    Leer: Tierra desacostumbrada de Jhumpa Lahiri, Premio Pulizer 2008 y referente de la actual voz indu/bengalí.

    t abrazo

    o y gracias por la generosidad con que compartes.

    Lourdes.

    • Muchas gracias Lourdes por tan amables palabras, es un bonito texto. Me quedo con los autores y los títulos.

      Un Saludo, y gracias a ti por leer🙂

  3. 9 años de problemas, una caida de 16m de altura, 16 huesos rotos, la pierna izquierda en 12 partes y la derecha en 4 y no puedo creer que me este riendo tanto!
    muchas gracias y que Dios te bendiga Raul! x

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s