Boxeo contra oficinistas

En soltarle un gancho de derecha

Caminando por las calles de la vetusta España, asistí incrédulo en un primer momento y luego entusiasmado en un segundo, a un goyesco espectáculo. La historia sucedió como sigue. Viajaba en el autobús con destino mi casa tras una jornada de estudio simulado, le di al timbre y la luz de PARADA SOLICITADA se encendió con un metálico “clin”. Miré al conductor a través del espejo y notaba en sus mecánicos gestos algo de crispación: demasiadas horas al volante y demasiadas viejas exigentes profiriendo quejas en sus bigotudas bocas: tarda mucho, no hay derecho. Ahora vienen dos seguidos, no hay derecho. Y su mítica: esto es vergüenza… A lo que este secuaz del volante contestaba mecánicamente: Si no le gusta se vaya en taxi señora.

Pues así andaba el fulano cuando me dejó en mi parada y torció el mastodóntico autobús hacía una calle muy estrecha de dos carriles. Justamente, yo tenía que cruzar un semáforo donde el autobús tenía que pasar delante de mí. Estaba en verde para los vehículos, pero el autobús estaba parado y no podía pasar, porque en medio del semáforo había un coche de tipo japonés de estos que no sabes si son un monovolumen, un turismo o una berlina, o si es un Honda, un Suzuki o un Daewoo, y ni tan quiera si provienen del Japón, del Sur de Korea, o de cualquier otro Dragón asiático. Se ve que no era su día -el del conductor-, porque el fulano trajeado del coche japonés empezó a echar marcha atrás para aparcar al lado del semáforo.

El conductor del bus crispado, sin tener un mínimo de paciencia empezó a pitar al del japonés. Piiiiiiiiii. El otro haciendo mutis por el forro siguió dando marcha atrás bajando la ventanilla y sacando una mano en señal de disculpa. ¡PIIIIIIIIIIIIII! ¡PIIIIIIIIIIIII!. El del autobús siguió pitando como un energúmeno. El trajeado le miró y le dijo: ¿Qué te pasa gilipollas? El del autobús abrió su ventana corrediza y le dijo: ME CAGO EN TU PUTA MADRE. El del japonés dio marcha atrás.  El autobusero le dijo: QUE TE QUITES GILIPOLLAS. El del japonés se quitó el cinturón. El autobusero siguió pitando e insultando cada vez más: BAJA SI TIENES HUEVOS.

A lo que el del japonés echa el freno de mano, se baja con su camisa a rayas y su corbata y se dirige a la puerta del autobús. El otro gallardo y gordopilo como era, abre su puertezuela y estando un escalón más arriba le dice: ¡QUÉ! Hay un momento en que se encaran, y el hombre del traje no tarda ni un segundo en soltarle un gancho de derecha que estalla en la cara del secuaz conductor entre rabia y sorpresa. El gordopilo reacciona rápidamente y en un instante se forma un gran remolino de patadas, codazos y puñetes. En los que el hombre del traje sale ganador, por una técnica acojonante.

En el sentido contrario de la calzada otro autobús bloquea enteramente la calle y el conductor, bajito y chaparro, typical spanish de toda la vida, baja raudo gritando ¡QUÉ TE BUSCAS LA RUINA! ¡QUÉ TE BUSCA LA RUINA! Yo entusiasmado, al ver que el compadre autobusero se unirá a la pelea para suplir la desventaja que supone la nula técnica del gordopilo, asisto extasiado a lo que será un segundo round esta vez más equilibrado. Aplaudo de la emoción, mas esta decae, al ver que solo viene a separar. En ese momento un viejo al lado mía, en el semáforo, le dice al gordopilo: NO SEÑOR NO TIENES RAZÓN, NO TIENES RAZÓN.

El gordopilo hace por intentar meter al viejo lo que no pudo darle al del traje, pero el camarada pacifista no le deja obligándole a meterse en el autobús con la dignidad por donde pisa el caucho, mientras el camarada ya la defensiva y en retirada le dice al del japonés y al viejo que no tienen razón. Y así marcha nuestro humillado protagonista pisando el acelerador hasta gripar su medio de vida, con dos hostias bien dadas y pensando que en cuanto que llegue a casa se apunta a clases de boxeo contra oficinistas.

Anuncios

2 pensamientos en “Boxeo contra oficinistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s