Atardecer de amores

Atardecer de amores

Sabía perfectamente lo breve y efímera que sería esa llama.

Esta foto fue tomada en las afueras de Madrid, un domingo de esos en los que el radiante día de sol te empuja a vivir. Capturé la imagen de casualidad, como todas las buenas imágenes. Conscientemente apuntaba a los hermosos rascacielos y al sol de fondo. Inconscienteme mi dedo apretó el botón justo cuando pasaba la pareja. Lo sé porque mi yo consciente se molestó, cuando al pasar por medio del objetivo creí que iban a estropear la instantánea del atardecer. Ese yo consciente decía: ¡vaya por Dios! Los tortolitos me van a joder la foto… A la vez el inconsciente quería inmortalizarlos, quería atraparlos, fijarlos en la eternidad, pues sabía perfectamente lo breve y efímera que sería esa llama. Mi yo consciente se quedó pretificado, al entender la cruel metáfora: el amor como atardecer. Como magnifico astro que se hunde en el horizonte: colosal, majestuoso y bellísimo… Y precisamente porque no se alarga en el tiempo, por tener fecha de caducidad es por lo que siempre permanece como un placer y deleite a nuestros ojos mortales. Cayó el sol, caerá el amor de esta joven pareja y caeran todos los imperios de la historia como antes cayó todo. No desesperéis. El universo os guiña un ojo, encima del atardecer hay dos estelas que se mueven en direcciones opuestas, con destino el fin del mundo.

Anuncios

Un pensamiento en “Atardecer de amores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s