Woody, Adam, Dios y el trabajo

San Pedro con las gafas de Woody Allen

WOODY: Lo del otro día fue indignante.

ADAM: ¿Qué pasó?

WOODY: Me encontré en un bar con unos amigos.

ADAM: ¿Encontrarse con unos amigos es indignante?

WOODY: Hombre, pues sí. Sobre todo si esos amigos son unos sabelotodo existenciales.

ADAM: No te entiendo. ¿Qué quieres decir?

WOODY: Bueno, unos sabelotodo existenciales. Esa clase de gente que, al oír como hablan de sus vidas y como desprecian la tuya, pareciera que fueran el paradigma del existir. Pareciera que no sé, que nunca han tenido miedos, ni temores y que ellos sí que saben aprovechar los recursos a su alcance. De esa clase de personas que, si no fuera biológicamente imposible, dirían que se han parido a sí mismos.

ADAM: ¿Por qué dicen eso?

WOODY: Porque tienen trabajo…

ADAM: ¿Tener trabajo es aprovechar la existencia? ¿Partirte el lomo en hacer más grande la piscina de otro es existir?

WOODY: Bueno, eso es lo que pienso yo, pero supongo que sube en cierta manera el ego, el hecho de tener trabajo cuando el 25% restante de la población no lo tiene. No sé, te da cierta altura de miras, la suficiente para poder mirar por encima del hombro.

ADAM: ¿Y cómo han conseguido tener trabajo?

WOODY: A los dos les ha surgido por enchufe.

ADAM: ¿Y qué mérito tiene?

WOODY: Pues es evidente, un mérito eléctrico. La verdad,  esas cosas del enchufe no sé cómo ocurren pero siempre te acabas quemando. Siempre te acaba dando un chispazo, por el efecto Joule o por la cometa, o porque te pagan en dinero negro y te pilla el fisco.

ADAM: ¿Y por qué le gusta a la gente tener trabajos para quemarse?

WOODY: No lo sé, no me lo explico. Tampoco es que lo necesiten. A nadie le amarga un dulce claro, pero creo que tienen lo suficiente para vivir. Aunque esto tiene que ver con el bronceado.

ADAM: ¿Con el bronceado?

WOODY: Si, la gente en realidad no necesita estar más morena de lo que ya está. Quiero decir, tu color de piel se adapta a la cantidad de luz que tu cuerpo recibe. Tu piel tiene el moreno que necesita, pero no, la gente quiere estar más morena y se ponen horas y horas al sol como si quisieran cambiarse de raza.

ADAM: ¿Quieres decir que quieren volverse negros?

WOODY: Exacto. No están a gusto como son, tienen una aspiración racial y quieren sentirse negros. Imagino que será por agrandar su miembro viril y por la emoción de ser una minoría étnica.

ADAM: ¿La gente trabaja por ser una minoría étnica?

WOODY: Bueno, no todo el mundo. Pero cada vez queda más claro que se quiere volver a la esclavitud. Digamos que hay gente que está morena porque se pasa todo día en un andamio poniendo ladrillos, y son padres de familia que tienen que dar de comer a sus hijos y no les queda más remedio. Pero otros quieren estar morenos de vicio y van recriminándote que tú no estés moreno y lo que es peor, que no tengas ninguna aspiración a estarlo.

ADAM: Es decir, ¿no quieres trabajar?

WOODY: A ser posible no quiero hacerlo.

ADAM: ¿Y qué vas a hacer?

WOODY: Pues muchas cosas. Mira, el trabajo es para la gente que no tiene otra cosa mejor que hacer. Es para gente aburrida. El neg-ocio es por definición lo contrario al ocio. Yo he trabajado tres días en mi vida y precisamente no resucité el domingo.

ADAM: Pero eso está muy mal visto…

WOODY: Lo está. Todo el mundo me lo echa en cara, pero yo te aseguro que si las personas no se rebajaran y no se pusieran a trabajar de cualquier manera y a cualquier precio, todos tendríamos más derechos, mejores salarios y no esta esclavitud. Aunque no lo parezca, ha costado muchos años de lucha y sangre que la gente tenga un trabajo digno y no uno humillante y vejatorio, como para ahora tirarlo todo por la borda…

ADAM: ¿Pero y si no tienes qué comer?

WOODY: Entonces trabajaré para comer y tener lo imprescindible. Pero ahora no es el caso. ¿Y si va y resulta que Dios existe? Puede pasar, pero desde luego ahora no es el caso.

ADAM: Pero, ¿cómo que Dios no existe? ¿Ahora te metes con él? ¿No serás tú un nihilista de esos?

WOODY: Eso he dicho: Dios no existe, y si existe es un hijo de la gran puta.

ADAM: Yo no lo veo así…

WOODY: ¿Ah no? ¿Y qué puedes pensar de un tipo que deja que la mitad del mundo se muera de hambre y la otra mitad de colesterol?

ADAM: Visto así… pero eso son las personas, no Él…

WOODY: Que yo sepa, estamos hechos a su imagen y semejanza.

ADAM: No puede ser así…

WOODY: Seguramente sea casi peor, estoy seguro de que hasta los mil primeros años tiene a los ángeles de becarios, que el demonio no tiene derecho a subsidio por desempleo y que San Pedro todavía a día de hoy no tiene un contrato fijo.

2 pensamientos en “Woody, Adam, Dios y el trabajo

  1. “Digamos que hay gente que está morena porque se pasa todo día en un andamio poniendo ladrillos, y son padres de familia que tienen que dar de comer a sus hijos y no les queda más remedio”.

    Que futuro más negro… Vamos a tener que retroceder un par de siglos y probar suerte en las Américas, como nuestros ancestros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s