El hombre con los testículos más grandes del mundo

El siguiente video (no apto para sensibles) es acerca de un hombre en Indonesia, que sufre un terrible caso de la enfermedad elefantiasis (cuyo parásito es la imagen de arriba), que a muchos de vosotros no será nueva y que según la Wikipedia se define así:

La elefantiasis es un síndrome caracterizado por el aumento enorme de algunas partes del cuerpo, especialmente de las extremidades inferiores y de los órganos genitales externos. […] Esta enfermedad se debe a la obstrucción de vasos linfáticos, y es por ello que se da como resultado de inflamaciones severas y de parasitos sanguíneos como las filarias.

Anotaciones relacionadas:

Si te ha gustado, meneálo.

Anuncios

Myrtle Corbin: La mujer con cuatro piernas

Myrtle Corbin nació un 6 de mayo de 1868 en Tennessee. Su malformación consistió e que nació con dos pelvis, una perteneciente a un siamés hermano que no llegó a desarrollarse. Por lo visto Myrtle podía mover las cuatro piernas, pero no podía andar con las dos delanteras ya que eran muy débiles para su peso. A los 19 años, se casó con un médico llamado Clinton Bicknell y tuvo cuatro hijas y un hijo. La división de su cuerpo empezaba a partir de la tercera lumbar, dónde todo a partir de ahí se hacia doble. Decir que Myrtle podía quedarse embarazada por la pelvis derecha o bien por la izquierda. Un caso, ¡verdaderamente insólito!
Sigue leyendo

Lina Medina: la madre más joven de la historia

Lina Medina es la madre más joven del mundo y de todos los registros históricos recogidos hasta la fecha, con la edad de 5 años 7 meses y 21 días. El niño que dio a luz nació el 14 de mayo de 1939, pesó 2.7 kg y midió 48cm. La historia comenzó cuando Tiburcio Medina (el padre de la niña) detectó la tripa hinchada de esta y decidió consultar con los chamanes del pueblo. Estos creyeron que la niña tenía un gran tumor y en seguida le aconsejaron que fuera a ver a un médico. Fue una caminata de 70 km desde Antacancha (dónde residian) hasta la ciudad de Pisco. El doctor la auscultó pensando que era un tumor. Cual fue su sorpresa al ver que se trataba de un bebe, ¡qué ya tenía ocho meses! Y se hizo la pregunta que todos nos hemos hecho al conocer esta historia. ¿Quién era el padre?

No lo sabía. Nadie lo sabía. Así que el doctor encarceló al padre como único sospechoso. Después le tuvieron que dejar en libertad por falta de pruebas.
El niño se llamó Gerardo Medina y hasta los diez años sus abuelos se hicieron pasar por sus padres y Lina por su hermana. A los diez años se lo dijeron. A los cuarenta años se murió de una enfermedad relacionada con la médula osea. No esta probado que tuviera algo que ver con el embarazo precoz.

Si buscamos una explicación podríamos decir que Lina empezó a ovular a los dos años más o menos y con tres tenía vello púbico. Sobre su futuro desde el parto podíamos decir que se casó a la edad de 33 años y tuvo otro hijo en 1972. También que es pobre y que vive en los suburbios. Mucha gente relacionó este insólito embarazo con la virgen María etc. Todavía no se ha descubierto al culpable de su violación.

Fuentes:(1,2,3)

Joseph Merrick: El hombre elefante

Joseph Carey Merrick nació en 1862 y falleció en 1890. También se le conoce como el hombre elefante debido a sus terribles malformaciones que empezaron cuando apenas era un bebe. Su enfermedad se debe al Síndrome de Proteus, una extraña enfermedad congénita que causa el crecimiento excesivo de la piel, desarrollo anormal de los huesos y aparición de tumores. Se han detectado 200 casos en todo el mundo de este tipo de enfermedad, pero se cree que la más grave es de Merrick. Muchos de vosotros habréis pensado que se trata de un caso extremo de elefantiasis. Nada más lejos ya que esta se provoca por un parásito que habita las zonas tropicales y sus efectos son la retención de líquidos.

Lo extraño del caso de Merrick es que no tiene afectada ni la mano izquierda ni los genitales. Este hombre padeció mucho durante su vida. Se vio obligado a ganarse la vida en circos ambulante como atracción de feria. Su número era un existo. Su mote de hombre elefante le viene dado ya que la enfermedad le llegó a cubrir toda la cara y en vez de boca parecía que tenía una trompa. Afortunadamente le operaron y su mitad izquierda estuvo casi intacta.

“Una cosa que siempre me entristeció de Merrick era el hecho de que no podía sonreír. Fuera cual fuese su alegría, su rostro permanecía impasible. Podía llorar, pero no podía sonreír.”
Sigue leyendo